4 consejos para aprender mejor inglés

Nuevas y mejores oportunidades de trabajo, viajes al extranjero con total tranquilidad y confianza, comunicación mucho más amplia en internet, ver películas en versión original, acceso a un sinfín de libros y documentación… Son solo algunas de las ventajas que nos otorga el conocimiento del inglés, algo básico si queremos aspirar a un futuro mejor.

En un mundo globalizado como en el que vivimos a día de hoy, todo aquel que quiere tiene acceso al aprendizaje del inglés, tanto de una forma presencial como a través de internet. En los últimos años son muchos los cursos de inglés online que están disponibles para todos los públicos, ofreciendo una formación totalmente válida que servirá para construir los cimientos de un futuro mejor.

Un buen ejemplo es Lingueduca, una academia de inglés en Santa Cruz de Tenerife que ofrece cursos tantos presenciales como en línea, con exámenes oficiales que abrirán al alumno o alumna multitud de nuevas y mejores oportunidades.

Y quizás te estés preguntando… ¿cuál es la mejor forma de aprender inglés? Todo depende del nivel de dominio del idioma, tus objetivos y preferencias personales.

A continuación vemos 4 puntos que debe conocer todo principiante para aprender inglés de una mejor manera:

1. Motivación

Para aprender inglés de manera eficaz y rápida, primero define el propósito de cada formación. Esto se puede hacer de acuerdo con el siguiente algoritmo:

Fíjate una meta específica: Debe estar claramente articulada, medible y, al mismo tiempo, dentro de un cierto marco de tiempo para el logro. Por ejemplo: después de 3 meses quiero poder entablar una conversación de 15 minutos en inglés sobre un tema en concreto.

Identifica habilidades de desarrollo: Piensa qué habilidad tienes menos desarrollada: escuchar, hablar, leer o escribir, y concéntrate en ella. O también puedes concentrarte en la habilidad que se adapte a tus objetivos. Así, en el caso del objetivo del primer párrafo, es mejor enfocarse en mejorar las habilidades de expresión oral y comprensión auditiva.

Sigue una rutina de ejercicios clara: Por ejemplo, reserva 30 minutos por la mañana para estudiar vocabulario y gramática, practica la escucha a la hora del almuerzo… Después del trabajo, repite el material que dominaste por la mañana y por la noche mira una serie en versión original.

Trata de mantener un registro de regularidad: es mejor practicar media hora todos los días que 2 veces a la semana durante 1,5 horas.

2. Empiezar con el vocabulario más común

Para hablar inglés incluso en un nivel elemental, aprende las palabras y frases más populares que serán suficientes para la comunicación diaria. Como regla general, estos son los sustantivos, adjetivos, pronombres y verbos de los que no puedes prescindir durante una conversación.

Piensa una y otra vez frases con ellos y domina las construcciones gramaticales necesarias para usarlos correctamente. Una vez conseguido, podrás iniciar rápidamente conversaciones sobre los temas más básicos.

3. Repetir palabras con regularidad

Si cada día memorizas una larga lista de palabras desconocidas, en un mes no recordarás ni un tercio de ellas. Pero entonces… ¿cómo memorizar vocabulario rápidamente y durante mucho tiempo? Una opción son las tarjetas con palabras para memorizar. La tarjeta ideal contiene una palabra con una imagen en un lado y, en el otro, transcripción, traducción y ejemplos de uso.

¿Y cuál es la efectividad del método de la tarjeta? Se basa en el sistema de repetición espaciada. Funciona de manera muy simple:

Todos los días puedes poner a prueba tu conocimiento con las tarjetas. Primero tendrías que hacer un grupo de tarjetas y colocarlas una encima de otra, haciendo un montón, como si fuese una baraja de cartas. Eliges la primera tarjeta del montón y tendrás que saber cómo se traduce esa palabra que estás viendo. Si respondes correctamente, puedes mover la tarjeta al final del montón. Al mismo tiempo, así se aumenta el intervalo de tiempo después del cual volverá a aparecer esa misma tarjeta.

Por otro lado, si cometes un error, la tarjeta la podrías colocar para que volviese a aparecer pronto y volver a intentarlo. Y si en la nueva ocasión acertases, colocarla al final de la lista.

Cuanto mejor memorices una palabra, con menos frecuencia aparecerá la tarjeta con ella. Sin embargo, no desaparecerá, simplemente lo volverás a recordar pero con menos frecuencia que las palabras que cuesten más aprender.

4. Usar pegatinas

Otra forma probada de mejorar el vocabulario en inglés es colocar pegatinas con palabras en los objetos que representan. La forma más sencilla de hacerlo es en casa. Por ejemplo: puedes elegir una cocina como objeto y «decorar» una silla con una pegatina de «chair» , pegar un «wardrobe» en un armario de ropa de la habitación o pegar un «dishwasher» en un lavavajillas.

Para memorizar mejor el vocabulario usando pegatinas, puedes seguir estas reglas:

Piensa en listas de palabras para estudiar: Para hacer esto, decide el tema que necesitas. Electrodomésticos, muebles, elementos decorativos, materiales de construcción, artículos de higiene personal, cubiertos…

Usar contexto: agrega verbos y adjetivos a los sustantivos. Por ejemplo, en la cocina para pegar al horno (oven), agrega para hornear (bake) y asar (roast). Para la pegatina de la silla puedes añadir algunas características propias de una silla, como mimbre (wicker) o acolchado (padded). Añadir ejemplos te permitirá memorizar vocabulario nuevo de la forma más rápida y sencilla posible.

Realiza un seguimiento de tu progreso. Cada semana, haz una lista de palabras que planeas aprender y marca las que ya has aprendido.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *